Nuestro principio

Nuestro principio rector consiste en lograr la mayor satisfacción del cliente!

Desde que la empresa fue constituida en 1919 en Stuttgart, el foco de nuestra actividad empresarial operativa consiste en ofrecer con responsabilidad y compromiso servicios al cliente, fabricar productos de la más alta calidad y desarrollar productos innovadores. Concentrándonos de manera persistente en estas tres tareas centrales con la misma dedicación, en solo pocos años pudimos presentar en el mercado un producto de alta calidad de la marca PERKEO reconocido en todo el mundo y mantener este prestigio de manera satisfactoria hasta la actualidad.

Ante las condiciones de mercado actuales, estas tres tareas centrales están vigentes más que nunca para nuestro equipo. Para poder cumplir con los exigentes requerimientos del área de servicios al cliente con responsabilidad y compromiso, procesamos los pedidos de trabajo de manera rápida y sencilla, ofrecemos flexibilidad en gran medida; además, la disponibilidad de entrega -no solo de productos sino también de piezas de repuesto y accesorios- es inmediata y permanente.

Productos de la más alta calidad
Para nosotros, la base de la satisfacción de nuestros socios comerciales y usuarios consiste en garantizar permanentemente este alto nivel de estándar de calidad. Esto es posible gracias a nuestra gestión de calidad, que sigue todas las reglas y normas de calidad habituales, tal como la norma DIN EN ISO 9000, entre otras. Con ensayos permanentes y controles de funcionamiento, que abarcan desde el desarrollo hasta el montaje final, controlamos y confirmamos que se cumplan internamente los requisitos de calidad. Para nosotros es un requisito esencial que nuestros proveedores también cumplan los requerimientos correspondientes.

Productos PERKEO, desde siempre en todo el mundo, al alcance de su mano
Desde los primeros años de nuestra actividad, la exportación tuvo gran relevancia en nuestra empresa. Actualmente, PERKEO tiene representación en los siguientes países:
Albania, Australia, Egipto, Bélgica, Bosnia-Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Grecia, Gran Bretaña, Italia, Japón, Jordania, Kosovo, Croacia, Kuwait, Malasia, Macedonia, Namibia, Nueva Zelanda, Países Bajos, Noruega, Austria, Polonia, Rumania, Rusia, Suiza, Suecia, Serbia, Singapur, Eslovaquia, Eslovenia, República Checa, España, Hungría, Ucrania, USA.
 

Una empresa que lleva el nombre de un enano
PERKEO era el nombre del bufón enano de la corte, que en el siglo XVIII prestaba sus servicios como personaje cómico en el palacio imperial del Elector Carlos III Felipe. El chiquillo llegó al mundo alrededor de 1702 y fue bautizado con el nombre de Clemens. Al cumplir 16 años, Carlos Felipe lo tomó a su servicio como enano de la corte. Al Príncipe Elector, a quien le gustaba el vino exquisito, le atrajo la resistencia al alcohol del pequeño Clemens. El Castillo de Heidelberg todavía hoy conserva un barril con una capacidad de 221.726 litros. Cuando su patrón electoral le preguntó, si se animaba a beber todo el contenido del barril, Clemens, de tan solo 1,10 metros de estatura, respondió atrevida y descaradamente: Perchè no?, que en español significa «¿Por qué no?». Clemens utilizaba esta expresión con tanta frecuencia, que se tornó de uso habitual en el palacio. Así fue como desde entonces Clemens fue llamado PERKEO. Una canción báquica que Josef Viktor von Scheffel compuso en versos describía a PERKEO de la siguiente manera: «...Ese era el enano PERKEO del Castillo de Heidelberg, ínfimo y de pequeña talla, pero con una sed gigantesca». Esta descripción, que podría aplicarse perfectamente a los desarrolladores de la empresa, que en aquel entonces todavía era pequeña, motivó al fundador de la empresa Hermann Stahl y por eso la denominó PERKEO, agregándole la expresión «diminuta y de pequeña talla pero con un rendimiento gigantesco». De esta manera, también estableció la piedra fundamental para el desarrollo de aparatos pequeños portátiles y móviles de soldadura autógena, de corte y soldadura fuerte.

 

 

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.